Saltar al contenido
Kayak con Perros

Kayak con perro, guía y consejos sobre como entrenar a tu perro

Ya sea pura casualidad, o una acción premeditada, la iniciación de nuestro perro al kayak requiere de un tiempo de adaptación de ambos a este nuevo medio.

Por este motivo que hemos preparado esta pequeña guía para la práctica de kayak con perro para asegurar que ambos disfrutamos al máximo de nuestra actividad favorita.

En los últimos años la industria ha evolucionado muchísimo llegando a la actual fabricación de chalecos salvavidas específicamente diseñados para nuestros perros y perras así como otros accesorios que jamás hubiéramos imaginado como las gafas de sol para perros.

Después de años de experiencia en el kayak con perros, además de un intenso trabajo de búsqueda de información adicional para contrastar todo lo expuesto, nos lanzamos a la realización de la guía y consejos para la práctica de kayak con tu perro.

kayak con perro pantano

Entrenamiento para kayak con perro

Primeros pasos: Evalúa y decide si tu perro está listo para hacer kayak contigo

Antes de llevar a tu perro a realizar cualquier actividad relacionada con el agua, es importante que te asegures de que tiene las habilidades y el entrenamiento necesarios para estar y sentirse seguro en este nuevo medio.

Si bien muchos perros y perras se lanzan al agua sin miedo alguno desde el primer momento, el primer contacto con el agua nunca es igual para todos los perros, tómate (y dale) tiempo.

A modo de orientación, debes poder responder afirmativamente a las siguientes preguntas acerca de tu perro:

  • ¿Se encuentra cómodo y a gusto dentro del agua?
  • ¿Puede mi perro nadar o algún problema físico se lo impide?
  • ¿Se sentirá cómodo vistiendo un chaleco salvavidas para perros?
  • ¿Mi perro sigue órdenes como “sentarse”, “quieto” o “túmbate”?
  • ¿Puede mi perro ignorar estimulantes externos, como otros kayaks, peces, patos, palos flotantes, sin saltar al agua e intentar ir tras ellos?

¡tu perro es un gran candidato para la vida en kayak si respondes que si a todo!

entrenar kayak con perro

Primer contacto: Aclimata a tu perro al kayak

Lleva tu kayak a un espacio neutral y tranquilo donde tu perro pueda verlo, olerlo, pasear alrededor e incluso jugar con él. 

Hacer kayak con tu perro es genial porque es un deporte bastante simple. Si tu perro puede sentarse en el coche, probablemente pueda aprender a ir en kayak en un corto espacio de tiempo.

Algunos consejos rápidos para que tu perro disfrute del kayak son:

  • Esconde pequeñas golosinas dentro del kayak para que las encuentre.
  • Cada vez que el perro se acerque o suba al kayak, prémialo.
  • Siéntate en el kayak, llama y acaricia a tu perro cuando se acerque.
  • Sienta a tu perro en el kayak sin forzarlo, y dedica unos minutos a acariciarle y premiarle con golosinas.

Una vez consigas que tu perro se relacione con el kayak de forma natural y sin estrés, puedes pasar al siguiente nivel.

Ordenes útiles para la práctica de kayak con perro

Las ordenes que le vamos a dar a nuestro perro no son diferentes a las habituales, pero dentro del agua, debemos asegurarnos de que sigue nuestros órdenes igual que fuera del kayak.

Evidentemente, proponemos una serie de palabras que deben ser adaptadas a las que conozca nuestro amigo.

“Sube”

Una orden muy básica, indispensable para la práctica de kayak con perro.
Debemos practicarla en la orilla, antes y después de haber subido nosotros y posteriormente dentro del agua cuando nuestro perro salte del kayak.

Puede ser útil traer una manta, toalla o cojín que use de forma habitual en casa. 

Puedes reforzar esto con un “sentarse” o “quedarse” cuando llegue al lugar correcto.

“¡Salta!”

Si lo que queremos es tomar un baño divertido con nuestro perro, pero también que sepa cuando desembarcar, esta orden es indispensable.

En las primeras ocasiones, quizá debamos estar muy atentos a cuando nuestro perro vaya a saltar por instinto propia, para anticiparnos y asociar la conducta a nuestra orden.

“¡No!”

En este caso estamos hablando de una orden que evite que preste atención o se deje llevar por un estímulo exterior a nosotros y nuestro kayak y evitar que salte para seguir por ejemplo un pato en el pantano.

¡Es importante tener el control de la atención de nuestro perro y poder canalizarla, aunque con el tiempo, debemos dejar también que se divierta por su propia cuenta !

“Sientate / Tumbate”

Especialmente si navegas en el mar, puedes encontrar algunas olas. Cuando esto sucede, la orden de tumbate resulta útil para que nuestro perro no pierda el equilibrio y caiga al agua. También resulta útil en combinación con la orden anterior, para evitar la distracción ante otros elementos.

Para todo tipo de maniobras de embarque y desembarque, especialmente cuando se realizan en medio del agua, es muy importante disponer de un chaleco salvavidas para perro, puesto que el asa auxiliar resulta de gran ayuda para asistirlo en ambas maniobras.

entrenar kayak con perro pantano

En el agua: Dirígete al borde del agua para un primer contacto real con el kayak y el agua

Ahora que tu perro conoce los conceptos básicos, es la hora de avanzar un paso más en el entrenamiento de tu perro, lleva tu kayak hasta la orilla del agua para que puedas practicar entrar y salir del kayak. Dependiendo de dónde se encuentre, puede estar entrando desde una playa o desde un muelle. Siempre sube al kayak tu primero y no empieces nunca a remar hasta que ambos estéis en vuestro lugar. 

Tu presencia tranquilizará a tu perro mientras se acostumbra al movimiento repentino y la extraña sensación de flotación que le proporcionará la navegación.

Muchos perros, aunque nos hayan transmitido immejorables sensaciones durante la práctica en tierra, saltan sólo con empezar a palear.

Es importante no forzarlo demasiado para que no asocie el kayak con peligros o miedos.

Entrada y salida del kayak desde una orilla o playa

  1. Haz que tu kayak esté mitad dentro y mitad fuera del agua, luego dile a tu perro que se suba.
  2. Una vez estéis sentados los dos, mete el kayak en el agua por completo y empieza a remar.
  3. Rema brevemente, da una vuelta y regresa a la orilla.

Entrada y salida del kayak desde un muelle

  1. Acerca tu kayak al borde del muelle y entra en él. Habitualmente el instinto de tu perro será estar junto a ti así que de forma natural tratará de subir.
  2. Sujeta firmemente el kayak junto al muelle para que no haya hueco por donde pueda caer tu perro o perra al agua.
  3. Estimula a tu perro para que suba al kayak.
  4. Una vez tu perro esté cómodamente sentado, sepárate del muelle.
  5. Rema cerca del muelle, luego gira y regresa.
  6. Nuevamente, deslízate hacia el muelle y agárrate fuerte, luego hazle saber a tu perro que es el momento de desembarcar. Por lo general, saltan directamente al muelle, ¡fácil!

Si tu perro es poco obediente una vez en tierra, conviene tener la correa a mano para poder sujetarlo una vez desembarcados los dos.

En el kayak con tu perro, en cambio, nunca ates el perro y su correa al kayak, pues entraña un gran peligro para nuestro peludo.

kayak con perro en pantano

Último paso: ¡Hora de salir a navegar en kayak!

Una vez estés seguro de que tu perro está listo para emprender rumbo al agua, habrá llegado el momento de disfrutar de todo lo que la naturaleza tiene para ofreceros. 

Nuestras playas, lagos, ríos y pantanos son hermosos, diversos y una verdadera alegría para compartir con nuestro perro o perra. 

Evidentemente, los perros no han desconectado tanto como el ser humano de la naturaleza, por lo que bien seguro, serán los que más disfrutaran del kayak.

Es importante tener en cuenta que muchos de los lugares que a día de hoy aún son aptos para la navegación, pueden ser hogar de especies en peligro de extinción, o bien protegidas. Debemos respetar enormemente a dichas especies, tratando de minimizar nuestro impacto en su hábitat, renunciando si fuera necesario a nuestra actividad si no podemos garantizar, además de la nuestra, la seguridad de los animales que habitan en el lugar.

¿Qué hacer si tu perro salta del kayak?

Incluso el perro más disciplinado puede caer al agua, o bien lanzarse a perseguir cualquier otro animal. Este tipo de cosas pueden sucederle a cualquiera, por lo que tener un chaleco salvavidas para perros puede ser la clave para un buen desenlace de la actividad, puesto que ayuda mucho a sacar al perro del agua y subirlo al kayak.

  1. Si tu perro salta del kayak sin permiso, mantén la voz tranquila pero firme.
  2. Llámalo, y pídele que suba al kayak mientras remas hacia él.
  3. Cuando te acerques, levanta la pala para evitar asustarlo o golpearlo, luego inclínate y agarra a tu perro por el asa del chaleco salvavidas y tira de él para subirlo encima del kayak.
  4. Si tu perro no lleva puesto un chaleco salvavidas, guarda el remo de modo que no se te caiga al agua, luego sitúa tu perro paralelo al kayak.
  5. Coloca el brazo sobre su espalda y en forma de gancho por detrás de sus patas delanteras, agárralo y súbelo a bordo del kayak.

Una vez que tu perro se encuentre de nuevo a bordo, felicítalo y dale algún tipo de premio o mimo. Asegúrate de que se quede con la agradable sensación de haber subido de nuevo al kayak contigo y evita castigarlo si ha saltado sin tu permiso, es el mejor momento para reforzarle el hecho de haber vuelto al kayak.

Qué hacer si te vuelcas

Cualquier cambio, incluso un susto puede hacer que el kayakista más experimentado sufra un vuelco. En menos de un minuto, estás disfrutando del silencio, remando a puro placer junto a tu perro y en un segundo te sorprende la estela de una lancha rápida, tu perro se pone nervioso y los dos os vais por la borda. 

También puede suceder (y de hecho sucede a menudo) si estás tratando de sacar a tu perro del agua para que vuelva al kayak, por lo que es bueno estar preparado, al menos conocer qué pasos debemos seguir.

  1. Encuentra a tu perro y mantenlo cerca de ti.
  2. Nada hacia el kayak, mantén a tu perro cerca de ti y tranquilízalo en la medida de lo posible, mantén un tono de voz suave, transmítele sensación de diversión.
  3. Si es necesario, voltea el kayak para ponerlo boca arriba de nuevo.
  4. Busca el remo e intenta ponerlo donde no pueda caer de nuevo al agua.
  5. Coloca las patas de tu perro en el kayak y empújalas de vuelta arriba. Calma a tu perro en la medida de lo posible, puede estar nervioso de verte en agua y no estar junto a ti. 
    También puedes subir tu primero al kayak para luego sacar a tu perro con la ayuda del asa del chaleco salvavidas.

Si te encontrabas navegando en un kayak cerrado, puede resultar mucho más fácil subir primero para después ayudar a tu perro a embarcar de nuevo.

Si tienes miedo de que tu perro caiga al agua, compra un chaleco salvavidas para perro

Accesorios para hacer kayak con tu perro

Por lo general, si solo vamos a remar por poco tiempo, no hay necesidad de utilizar una gran cantidad de accesorios para el kayak y nuestro perro, pero siempre puede resultar útil tener en cuenta unos básicos por si acaso, o bien si vamos a hacer una travesía algo más larga.

  • Chaleco salvavidas para perro
  • Agua potable y un bebedero o comedero de viaje.
  • Comida en un recipiente hermético.
  • Una correa. Nunca ataremos a nuestro perro al kayak, solo la usaremos al llegar a suelo firme.
  • Algo cómodo para que tu perro se siente. Una toalla de playa doblada es práctica y cumple, aunque si el presupuesto no es un problema para ti, puedes comprar cojines o asientos específicos para perro.
  • Juguetes para perros compatibles con el agua. Ideal para jugar si a tu perro le gusta nadar o para mantenerlo ocupado a bordo. Si no quieres que nade, selecciona juguetes que no asocie con la actividad de búsqueda.
  • Protector y gafas solares para perros si tu perro es muy sensible al sol. Los perros también pueden quemarse con el sol, especialmente con la luz que se refleja en el agua.
  • Kit básico de primeros auxilios
  • Bolsas para recoger los excrementos.